Bellezas y Cualidades: Chaco, Argentina

Bellezas y Cualidades: Chaco, Argentina

- enCULTURA, NACIONALES, NOVEDADES
0
Comentarios desactivados en Bellezas y Cualidades: Chaco, Argentina

Situado en el norte del país y esta comprendido entre los paralelos 24° y 28° de latitud Sur entre los meridianos 58 y 63° de longitud Oeste. Limita al norte con la pcia. de Formosa; al este, con Paraguay y la pcia. de Corrientes; al sur con la pcia. de Santa Fe y, al oeste con la pcia. de Sgo. del Estero.
La población de 980 mil habitantes aprox. Y el 40 % reside en el Departamento San Fernado donde se halla la capital provincial, Resistencia.
La Provincia del Chaco es una de las 23 provincias de la República Argentina, situada en el nordeste del país. La provincia es generalmente identificada con el cultivo de algodón, cultivo insignie de la provincia que forjó sus comienzos junto a la tala del quebracho. Es una provincia joven, cuya economía se apoya principalmente en el sector agrícola.
Desde el punto de vista étnico es muy particular, cuenta —al mismo tiempo— con una de las mayores poblaciones aborígenes del país integrada por los pueblos wichís (también llamados matacos), qom (también llamados tobas) y mocovíes y con colonias de descendientes europeos que no se repiten en otros lugares de la Argentina con tanta fuerza, como checoslovacos, búlgaros y yugoslavos. Tras el retroceso de las actividades tradicionales la provincia no supo encontrar sustitutos apropiados, siendo esta la principal razón de que se sitúe entre las provincias con peores indicadores sociales de la Argentina.
Explotación Forestal:

Es una de las actividades económicas tradicionales de la provincia, si bien en la actualidad, la participación chaqueña en este sector esta por debajo de alta potencialidad de sus recursos forestales.
La industrialización de los productos forestales a generado la instalación de numerosos aserraderos, plantas para obtención de maderas laminadas, terciadas y aglomeradas, como así también fábricas de muebles que proveen con sus productos tanto al mercado interno, como al internacional habiendo concretado dos envío de diversos muebles chaqueños a la exposición de la Feria Verde de Galicia (España) y a la Comunidad Económica Europea.
El Gobierno del Chaco teniendo en cuenta la importancia del recurso, tiene en marcha un plan para su explotación nacional y un mejor aprovechamiento del sector bosque, con una política de reforestación que asegura mantener su nivel.

Historia de la provincia

Colonizacion Europea

Los pueblos originarios chaqueños se asentaron en la región aproximadamente hace seis milenios. El primer español, según muchas fuentes, portugués, pero al servicio de la corona española, que atravesó el Gran Chaco fue Alejo García, quien se internó en éste buscando los yacimientos del Potosí. También exploraron estas tierras Sebastián Gaboto en 1528 recorriendo el río Paraná y el río Paraguay hasta la desembocadura del río Bermejo, Juan de Ayolas, Domingo Martínez de Irala, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, entre otros. La primera fundación europea en tierras del Chaco fue la realizada por Alonso de Vera y Aragón y Calderón el 14 de abril de 1585, con el nombre de Concepción de Nuestra Señora, en las cercanías de la actual localidad de Tres Isletas.
Con esta fundación comenzó la acción misional y el franciscano que se destacó fue San Francisco Solano, recordado por su santidad y amor a los aborígenes. En 1585 los primeros misioneros de la Compañía de Jesús: los frailes Alonso de Bárcena y Francisco de Angulo.
En 1590 llegaron los frailes Pedro Añazco y Juan Font sumándose a la tarea de evangelizar a los chaqueños. Tras la destrucción de la primera Concepción del Bermejo en 1632, recién a mediados del siglo XVIII misioneros jesuitas volvieron a crear reducciones, como la de San Bernardo de Vértiz, La Cangayé y San Fernando del Río Negro en las proximidades del asiento de la antigua ciudad destruida, sin embargo estas reducciones en el Chaco Austral tuvieron poco éxito y no llegaron al siglo XIX.
En 1812 los tratados firmados entre la Primera Junta y el cabildo de Asunción reconocían la soberanía argentina en el territorio hoy correspondiente a la provincia argentina del Chaco, quedando sólo en litigio la isla del Cerrito también reclamada por la provincia de Corrientes.
La Ley Nº 28 del 17 de octubre de 1862, dispuso que todos los territorios nacionales existentes fuera de los límites o posesión de las provincias sean nacionales.
En 1865 tras la invasión paraguaya a Corrientes, la Argentina firmó el Tratado de la Triple Alianza con Brasil y Uruguay. Por este tratado las actuales provincias de Formosa y Chaco y una extensa porción del actual Chaco Boreal paraguayo hasta la Bahía Negra deberían quedar en territorio argentino al finalizar la guerra.
El general Emilio Mitre ocupó en octubre de 1869, Villa Occidental redenominándola Villa Argentina, frente a la ciudad de Asunción, tal ciudad fue la primera capital del Chaco.
Después la guerra de la Triple Alianza (1865-1870) se inició la ocupación efectiva del territorio situado al norte del río Salado.

Territorio Nacional del chaco

El Territorio Nacional del Gran Chaco con capital en Villa Occidental fue creado el 31 de enero de 1872 mediante un decreto del presidente Domingo Faustino Sarmiento nombrando al comandante de las fuerzas argentinas acantonadas en Asunción, Julio de Vedia como gobernador. En octubre del mismo año, el Congreso Nacional ratificó el decreto del Poder Ejecutivo Nacional a través de la sanción de la Ley Nº 576. Los límites del territorio, que no fueron mencionados en el decreto ni en la ley se extendían aproximadamente desde el Río Salado al sur, hasta el Río Verde al norte. Hacia el Oeste, no estaban definidos.
La primera de las campañas militares en el Gran Chaco, fue la que realizó en 1870 y repitió en 1872, el teniente coronel Napoleón Uriburu hasta el paraje llamado La Cangayé, la antigua reducción de Nuestra Señora de los Dolores, fundada en 1781 en los alrededores de la confluencia de los ríos Teuco y el antiguo Bermejo.
El tratado de límites firmado entre Argentina y Paraguay, el 3 de febrero de 1876 reconoció como paraguayos los territorios al norte del Río Verde hasta la Bahía Negra y sometió el territorio entre los ríos Pilcomayo, Paraguay y Verde al arbitraje del presidente Rutherford Hayes de Estados Unidos, quien falló dos años más tarde en contra de la argumentación argentina. Se procedió entonces a la evacuación de Villa Occidental que fue entregada al Paraguay, instalándose la capital del Territorio Nacional del Gran Chaco en la Isla del Cerrito hasta la fundación de Villa Formosa, el 8 de abril de 1879, que pasó a ser la capital hasta la división del territorio en 1884.
Por Ley nacional N° 1.532, del 16 de octubre de 1884, llamada de Organización de los Territorios Nacionales, el Gran Chaco quedo dividido en dos gobernaciones: la de Formosa —también llamada entonces Gobernación del Bermejo— al norte del río Teuco-Bermejo y la del Chaco al sur de ese curso de agua. El primer Gobernador del Chaco fue Manuel Obligado.
Los límites que fijó la Ley N° 1.532 fueron modificados en dos oportunidades a través de leyes nacionales, impulsadas en razón de la presión ejercida por las autoridades y representantes ante el Congreso Nacional de las provincias de Santa Fe y Santiago del Estero.
El 25 de noviembre de 1884, la capital del Chaco fue asentada en Resistencia, población erigida, el 2 de febrero de 1878, por colonos italianos, gran parte de ellos procedentes del Friul, sobre la que fuera la Reducción de San Fernando del Río Negro. Ese año de 1884 vio, también, finalizada la conquista militar de ambos territorios. Para la territorialización se determinó como lugar apropiado una capital política y lo que había sido en su momento la reducción jesuítica de San Fernando del Río Negro sería rebautizada con el nombre de Resistencia en homenaje a los habitantes que había hecho defensa, paradojalmente a la defensa de sus territorios de los pueblos originarios.
Por la Ley N° 14.203 del 21 de febrero de 1885, se crean nueve departamentos: Resistencia, Florencia, Las Toscas, San Antonio de Obligado, Ocampo, Presidente Avellaneda, Guaycuru, Saladillo y Coronel Martinez de Hoz.
Y mientras avanzaba la ocupación y colonización del territorio, la vida de los indígenas sufría graves perturbaciones. Estos eran objeto de campañas punitivas por parte del ejército, con apoyo de los colonos.
El decreto del 19 de mayo de 1904 fija los límites de los departamentos y los subdivide en distritos.
En 1910 el gobierno nacional cedió a la provincia de Santiago del Estero gran parte del territorio de la Gobernación del Chaco en el Campo del Cielo, constituyéndose así los actuales límites entre las provincias de Chaco y Santiago del Estero.
El decreto del 23 de octubre de 1915 fija otra division departamental en el Territorio Nacional del Chaco, con ocho departamentos: Tobas, Rio Teuco, Martinez de Hoz, Napalpi, Tapenaga, Campo del Cielo, Resistencia y Rio Bermejo.
En 1924 una rebelión indígena, motivada por los malos tratos de los colonos europeos y del gobierno, es sangrientamente aplastada, en lo que se conoce como la masacre de Napalpí, hecho que quedó impune.

Geografía

El territorio de esta provincia se halla íntegramente en el sector chaquense llamado Chaco Austral; posee un relieve totalmente llano y aluvial, con una muy leve inclinación en sentido NO-SE. Esta característica se hace evidente en la dirección de los cursos fluviales muchas veces divagantes. Los suelos son mayoritariamente arcillosos, lo que sumado a la escasa pendiente dificulta el escurrimiento de las aguas, formando numerosos bañados, esteros y lagunas de carácter semipermanente.
El sur de la provincia es el que presenta las zonas de mayor inundación (los Bajos Submeridionales), en ella se practica únicamente la ganadería extensiva y es la zona con menor potencial productivo.
En el norte y oeste, el bosque llamado El Impenetrable ocupa casi la totalidad del territorio, y sus tierras constituyen una de las últimas zonas aún fuera de la frontera agrícola. La consciencia de la importancia ecológica de esta foresta fue creciendo considerablemente en los últimos años, y actualmente los sectores ecologistas libran una dura batalla para que los desmontes —merced a los buenos precios y rindes de la soja— no diezmen su tamaño.
Sobre los tramos del río Paraná y Paraguay que recorren la provincia se sitúan numerosas islas, dentro de las cuales sobresale la Isla del Cerrito, sede de episodios bélicos en la llamada Guerra de la Triple Alianza, y uno de los principales puntos turísticos de la provincia. También algunos bancos de arena se forman frente a la costa correntina, los cuales son muy buscados por los amantes del río.

Límites

Líneas convencionales la separan al oeste de las provincias de Salta y Santiago del Estero, al sur el paralelo 28º Sur la separa de Santa Fe. Cuatro grandes ríos constituyen la frontera oriental y boreal: al este el río Paraguay (que la separa de la República del Paraguay) y el río Paraná, que la separa de la provincia de Corrientes; finalmente, al este y norte linda con Formosa mediante el río Bermejo, y su afluente el río Teuco.

Clima, Flora y Fauna

Al alejarse hacia el oeste se ingresa en un clima cada vez más continental, donde la amplitud térmica es mayor y el clima más seco. Los veranos son muy calurosos, y los inviernos templados.
La influencia de los vientos húmedos que llegan desde al Atlántico determina que el sector oriental reciba un monto mayor de precipitaciones. Hacia el oeste va perdiendo humedad presentando esta zona una marcada estación seca en el invierno. Los niveles promedios pasan de 1.200 mm anuales al este hasta unos 200 mm anuales en el extremo oeste. La distribución anual de las lluvias también es muy despareja, alternándose los bañados entre épocas de sequía total y otras en las que crecen desmesuradamente.
La vegetación refleja la desigual distribución de lluvias y ofrece un bosque cerrado al oeste (El Impenetrable), un paisaje de parques y sabanas en el centro y las selvas en galería que bordean los ríos de oriente. Las palmeras -fundamentalmente la variedad yatay- son típicas de los pastizales cercanos a los ríos Paraná y Paraguay, al punto que una palmera es el principal dibujo dentro del escudo provincial.

Hidrología

No existen grandes zonas de inundación como los esteros del Iberá o los bañados de La Estrella (en las provincias de Corrientes y Formosa respectivamente), aunque se presentan algunos grandes esteros como el Chajá. Existen también algunas lagunas permanentes de importancia como la Laguna Limpia.
Los principales ríos son el Bermejo y el Paraguay-Paraná, siendo únicamente estos dos últimos navegables. Entre los ríos interiores pueden destacarse el río Negro y el Tapenagá, que recorren buena parte de la provincia. También es muy importante el río Bermejito, un afluente del Bermejo, que forma con el Teuco un interfluvio donde se asienta una de las principales poblaciones aborígenes del país. El caso del río Bermejo es muy particular, ya que su recorrido fue variando a lo largo del tiempo, dejando numerosos cauces muertos, algunos de los cuales son invadidos por la vegetación y otros que son ocupados por nuevos cursos de agua. La mayoría de los ríos de la región tienen sus serpenteantes caminos sobre antiguos cauces de este río.
En una desesperada búsqueda de agua, durante una de las recurrentes sequías que castigaban la región, en la década de 1920 se descubrieron aguas termales a 80 m de profundidad, en la zona de Sáenz Peña (centro de la provincia), las cuales cuentan con excelentes propiedades minerales para el tratamiento de diversas enfermedades. Lo más importante es que, con estos descubrimientos, se llegó a la conclusión de hasta dónde se extendía el Acuífero guaraní.

Principales Ciudades

Puede separarse a la provincia en seis zonas cada una con una ciudad que sobresale del resto: sudeste, donde se asienta la capital Resistencia y sus alrededores; centro, donde se encuentra la ciudad de Presidencia Roque Sáenz Peña, segunda ciudad de la provincia; sur, con Villa Ángela tercera ciudad provincial. El resto de las ciudades no tienen un orden de importancia tan claro, aunque se destacan Charata en el sudoeste (la zona de mayor crecimiento económico en los últimos años), General San Martín al este, y Juan José Castelli en el norte (la zona de mayor crecimiento poblacional). La costa norte del río Teuco representa una zona de gran avance poblacional, y puede destacarse sobre el resto la localidad de El Sauzalito, con algo más de 3.000 habitantes.

-Resistencia
-Presidencia Roque Sáenz Peña
-Barranqueras
-Villa Ángela
-General José de San Martín
-Juan José Castelli (ciudad)
-Fontana
-Charata
-Las Breñas
-Quitilipi
-Machagai
-Tres Isletas

Economía

El desarrollo principal de la provincia del Chaco está relacionado con la explotación de los bosques de quebracho y la producción de algodón, que en la actualidad es una de los principales cultivos de la provincia y provee el 60 % del total nacional. Luego la industria fue cobrando un lugar cada vez más importante hasta que comenzó a perder vigor a mediados de los 1970s. A partir de allí ninguna actividad pudo suplir de forma eficaz esta pérdida de fuentes genuinas de trabajo.

Sector Primario

Desde mediados de los 1970s el agro ha incorporado cultivos propios de la región pampeana tales como la soja, el sorgo y el maíz, destacándose el primero sobre todo en la región centro y sudoeste. También se cultivan la caña de azúcar, el arroz y el tabaco, en el sur aunque con menor actividad.
La ganadería vacuna se practica con rodeos de animales criollos y cruzas de cebú, que se adaptan con facilidad a las altas temperaturas, la escasez de pastos o las áreas anegadas. Los campos chaqueños son también ocupados como “de invernada” para los vacunos, es decir que comienzan su desarrollo aquí para culminar en la Pampa Húmeda. Por lo general los campos son ocupados por la ganadería en aquellas zonas cuya baja permeabilidad dificulta la realización de la agricultura. Un reciente proyecto fomenta la producción de caprinos en el oeste de la provincia. También revisten cierta importancia la producción de porcinos en el sudoeste provincial, y de pollos y huevos cerca de la capital.
Alrededor del Gran Resistencia se asienta la principal producción de huertas cuya producción se destina mayoritariamente al consumo de Resistencia y Corrientes; en Sáenz Peña existen criaderos de hongos’. La captura de peces en el río (dorados, surubíes, pacúes, corvina de río, armados, bagres etc. ) forma pequeñas colonias de pescadores en la zona costera del Paraná y el Paraguay.
Aunque rodeada por zonas hidrocarburíferas al norte (Tartagal en Salta e Ingeniero Juárez en Formosa ), las búsquedas del petróleo no han dado frutos satisfactorios.

Industria

Dentro de la industria pueden resaltarse las desmotadoras de algodón y los aserraderos en el interior provincial. Muy ligada a la extracción de algarrobo de los bosques nativos se encuentra la fabricación de muebles, con principal asiento en la ciudad de Machagai, y en menor medida en las demás poblaciones situadas sobre la ruta nacional 16 en el centro de la provincia. La cada vez mayor producción de oleaginosas -fundamentalmente soja y girasol- en los últimos años fomentan la creación de silos y plantas aceiteras; si bien esta actividad es aún incipiente, la ciudad de Charata (y demás poblaciones situadas a la vera de la ruta nacional 95 ) emerge como un promisorio polo económico impulsado por esta coyuntura. De la otrora poderosa industria taninera sólo quedan algunos restos en Puerto Tirol y La Verde, en el este provincial. Otra industria que directamente desapareció es la del azúcar, dejando a la población de Las Palmas sin su prácticamente única fuente de trabajo. Como consecuencia de esto se ensayaron varios planes de apoyo a esta población que originaron algunas pequeñas industrias alimenticias. Por otro lado, en el Gran Resistencia actividades industriales como la química, metalúrgica, plásticos, alimenticia y frigorífica, intentan emerger, sin embargo ninguna de ellas consigue revitalizar lo que en algún momento fue una de las zonas industriales más importantes del país. De todos modos, podemos aseverar que la industria frigorífica es la más importante de todas estas últimas.

Sector Terciario

La administración pública es la principal fuente de trabajo en el Gran Resistencia, y en algunas zonas donde la situación social crítica apuntala la creación de proyectos que disminuyan esta brecha.
Su situación de nodo estratégico de comunicaciones en todo el nordeste argentino, y lo desarrollado de las hidrovías fluviales -con base principalmente en el puerto de Barranqueras – y ferroviaria fueron en otro momento impulsoras de la actividad económica. Hoy ( inicios del año 2007 ) la ruta nacional 16 que forma parte de un corredor bioceánico y el puente general Belgrano que cruza el río Paraná hacia Corrientes permiten que el Chaco sea un punto importante en las comunicaciones, y sede de algunos centros logísticos. Entre las obras proyectadas se encuentran un puente con el Paraguay a la altura de Puerto Bermejo, un segundo puente con la provincia de Corrientes ( ferrovial, a diferencia del primero), el dragado del puerto de Barranqueras, la readecuación de las vías del ferrocarril entre Avia Terai y Resistencia, y la conversión del importante aeropuerto internacional de Resistencia en un nodo concentrador local. Todas estas obras hacen suponer que esta actividad aumentará su importancia en un futuro cercano.
El turismo aún no es una actividad relevante en la provincia, aunque la fiesta Nacional de Pesca del Dorado en la Isla del Cerrito, la Fiesta Nacional del Algodón en Sáenz Peña, las aguas termales de la misma ciudad y la Exposición Bienal de Esculturas en Resistencia atraen cierto público turístico. Funcionan dos hoteles de máxima categoría en las dos principales ciudades de la provincia, las cuales cuentan también con sendos casinos. Entre los principales atractivos turísticos de la provincia se encuentran:
*Parque Nacional Chaco, parque nacional que preserva la frondosa selva en galería alrededor del río Negro. Ubicada junto a la localidad de Capitán Solari.
*Aguas termales de Sáenz Peña, clausuradas durante un tiempo por el cierre de la veta, fueron recuperadas hace poco tiempo. Un hotel cinco estrellas se encuentra junto a ellas.
*Villa Río Bermejito, pintoresca población costera y balneario sobre el río Bermejito, a unos 200 km de Sáenz Peña.
*Isla del Cerrito, principal destino por la cantidad de afluentes, suele convocar a los amantes de la pesca y la vida junto al río de las zonas de Resistencia y Corrientes. El torneo nacional de pesca del dorado con devolución atrae turistas de muchas zonas del país.
*Bienal Internacional de Esculturas, importante evento que se desarrolla cada dos años en la capital de la provincia, donde escultores de la Argentina y el resto del mundo durante una semana crean sus obras de arte a la vista del público. Los resultados quedan como patrimonio permanente de la ciudad, que la suma a sus ya más de 400 esculturas al aire libre.
*Zoológico de Sáenz Peña, el segundo en importancia de la Argentina. Se especializa en conservar especies en peligro de extinción adaptadas al caluroso clima de la zona.
*Campo del Cielo, lugar ubicado al sudoeste de la provincia cerca del límite con Santiago del Estero. En este paraje hace unos 20.000 años una lluvia de meteoritos sembró de rocas espaciales este lugar, que cuenta con el segundo meteorito más grande encontrado en la Tierra.
*Misión Nueva Pompeya, población ubicada en el corazón del Impenetrable, donde se preservan restos de una antigua reducción indígena.
*Fiesta Nacional del Algodón, y la Feri-Chaco, feria agrícola y comercial desarrollada junto a ella, reúne miles de visitantes todos los años.

Durante varios años se realizaron actividades culturales muy importantes en “La isla del Cerrito” llamados “A tocar la vida”, donde destacados músicos nacionales e internacionales, convivían con alumnos y profesionales del medio durante varios días, en un gran intercambio cultural junto al Río Paraná.

Comentarios con Facebook

comentarios

Powered by Facebook Comments

También te puede interesar

¿Sexo con o sin amor?

¿Cuál es el menú del que disponemos? ¿Estamos